Make your own free website on Tripod.com

Los buenos momentos de la historia “matecaña”

Aún sin alcanzar su primera estrella en la División A, con la única gran satisfacción de haber celebrado un título en la Primera B, el Deportivo Pereira tiene partidos inolvidables, pasajes excepcionales y protagonistas de lujo que bien vale la pena recordar cuando en este febrero está cumpliendo sus 60 años de vida institucional.

En su antesala profesional, son bien conocidos dos éxitos que han sido de obligada referencia cada que de escudriñar la historia “matecaña” se trata.

El primero, la gira por Bogotá en el año 1945 cuando derrotó 2-1 a Universidad, 3-1 a Santa Fe y empató 1-1 con Millonarios. El recibimiento fue apoteósico y envidiado por los políticos de esa época. Hasta el Alcalde decidió anticipar el alumbrado de la calle 19 como homenaje a esta gesta.

Y el segundo, aquel partido internacional en 1946 cuando venció 3-1 al Sucre peruano que estaba invicto en su travesía futbolística por Colombia, sin recibir un gol en contra. Fue inaugurado por Gabriel Cardona, fallecido recientemente, de una manera humillante: el balón le pasó por entre las piernas.

Una similar actuación protagonizaría el Pereira profesional cuando en 1951 aplastó al campeón peruano Sport Boys por 5-1, el equipo del rodillo negro con Barbadillo y Valeriano López.

De la clínica a la cancha
Pero, son muchos los capítulos que han sido escritos por los protagonistas “matecañas” que hoy están refundidos en estas seis décadas de existencia.

El viejo Libaré fue testigo el 23 de julio de 1953 de un partido digno de evocar: el Pereira enfrentó al Millonarios de D’Stéfano, Pedernera, Cozzi y Mosquera.

En los primeros 16 minutos el local se puso arriba 3-0. Los doce mil aficionados, según El Diario de esa época, gritaron a todo pulmón los goles de Saulo Flórez (10’) y Casimiro Avalos (13’ y 16’).

Pero, el visitante reaccionó con goles de D’Stéfano (18’) y Latuada (28’), y en la etapa de complemento empató con gol de Mosquera (65´).

A diez minutos del final, Millonarios se puso en ventaja con gol de Pedernera pero el Pereira empató 4-4 a cinco del pitazo, por intermedio de Carmelo Enrique Colombo.

Aparte del lleno completo en Libaré y del vibrante partido, lo anecdótico estuvo del lado de Casimiro Avalos.

El goleador estaba hospitalizado por una dolencia y se voló de la Clínica para ir a jugar: hizo dos goles y acabado el partido lo tuvieron que volver a internar. Lo transportaron en una volqueta.

La gran goleada
La mayor goleada que el Deportivo Pereira le ha propinado a un rival tuvo lugar en el estadio Mora Mora un 12 de agosto de 1951: 9-0 a Huracán.

El primer tiempo concluyó 7-0. Calonga abrió la cuenta al minuto 3 y el rosario lo siguieron López Fretes (18´), el atacante Ranulfo Miranda quien hizo tres seguidos (29’, 33’ y 39`). Luego anotaron Fernández (43’) y Avalos (46’) Fueron cinco goles en 17 minutos. En la complementaria completaron Avalos e Insfrán.

Este mismo año, Miranda volvería a marcar tres goles en la apabullada 5-1 al Sport Boys.

Adiós al invicto azul
En 1952, el Pereira protagonizó otro gran partido en su estadio, derrotando 1-0 a Millonarios con gol de Pedro Fernández, en la fecha número 20 del torneo.

La importancia de esta victoria radica en que el equipo capitalino no había partido y estaba invicto a lo largo de las 19 fechas jugadas.

De esta temporada se destaca la gira que cumplió el equipo por Ecuador: le ganó a Norteamérica 3-2, empató con el Patria 2-2, perdió con Pichincha 2-1 y derrotó al flamante Barcelona 3-0.

Cali no lo olvida
En el “Pascual Guerrero”, el Cali no olvida tres caídas que hicieron historia ante el Pereira.

El 25 de octubre de 1959 el cuadro pereirano paseó al conjunto verdiblanco y lo apabulló 5-1, con 2 goles de Eusebio Escobar, 2 de Casimiro Avalos y 1 de Castro.

Casi 20 años después, el famoso “Kinder” de López Fretes, segundo en la tabla, fue a enfrentar al Cali, líder del torneo, del cual lo separaban cuatro puntos. Fue un juego nocturno.

El Pereira empezó ganando con anotaciones convertidas por Ramón Rodríguez (25’) y Gustavo Santa (84’). Cali empató en sólo dos minutos, entre el 50 y el 52 por acción de Jorge Gallego y Mario Desiderio.

Pero, la victoria fue pereirana en apenas tres minutos, del 80 al 83, gracias a Alfredo Vega y a Santa.

Y más recientemente, Pereira “aplanó” al Cali 5-1, en el año 1975, con tres goles del paraguayo Hugo “La Aplanadora” González.

Pereira, líder
Las mejores temporadas del Deportivo Pereira se remiten a los años 1952, 1962, del 65 al 67, 1974 y 1982.

Nuestro equipo fue líder por vez primera del torneo de la Dimayor en abril 27 de 1952, jugada la segunda fecha- Estuvo al frente hasta la 7a. jornada, luego de haber goleado 5-0 al Quindío en Armenia, con 2 dianas de Fernández y 3 de Colombo. Terminó tercero por debajo de Millonarios y Boca Junior.

Volvería al primer puesto de la tabla diez años luego. Arrancó el torneo con paso firme: ganó los cuatro partidos de entrada hasta la 10a. fecha en la que Millonarios lo venció en su propio patio 2-0, perdiendo además un invicto de 9 fechas. Las ausencias de Escobar, Rada y Vivas, convocados a la selección Colombia que clasificaría al Mundial del 62 se sintieron.

Como dato curioso, en forma simultánea el Pereira era líder del torneo de reservas, en cuyo equipo jugaban Augusto Ramírez, Héctor Salazar, Diego Agudelo, Leonidas Londoño y Wilches.

Hasta la fecha 32 el Pereira peleó el título. Con 42 puntos, estaba a uno de Millonarios y Cali. Concluiría tercero

Su mejor momento
Sin discusión alguna, el mejor momento en la historia del Deportivo Pereira transitó por los años 1965 (4o.), 1966 (3o.) y 1.967 (4o.).

En 1965 fue puntero del torneo desde la 2a. hasta la 37a. fecha del campeonato que se jugaba a cuatro vueltas. Si entonces se hubiese jugado a dos, como hoy en día, el Pereira habría sido campeón con un punto de ventaja.

En la 21a. jornada el equipo llegó a tener seis puntos de ventaja -cuando cada victoria daba dos- sobre Nacional y Bucaramanga que lo escoltaban: 27 a 21.

Cuando más cerca estuvo del título fue en 1966. Terminó tercero con 61 puntos, por debajo de Santa Fe con 64 y Medellín con 63. En la recta final se le atravesaron el colero Quindío que le ganó en Armenia 1-0 y el Once Caldas en el Mora Mora, derrotándolo 2-1.

En 1967 volvió a figurar en lo más alto de la tabla. Con el Cali sobrado de lote, resignó el subtítulo a favor de Millos. Nacional que era el colero lo sacó de la disputa, al vencerlo 3-0 en el mismo Mora Mora.

También estuvo cerca del subtítulo en 1974, pero el Cali ya con el título en el bolsillo, fue con una nómina de suplentes para medirse al Nacional en Medellín, en la última fecha del hexagonal, favoreciendo al cuadro “verdolaga”.

Una historia que se repitió en 1982, en aquella fatídica noche en que Manzi y Cierra desperdiciaron dos penas máximas atajadas por Vivalda en el pórtico de Millonarios, para relevar al Pereira al cuarto lugar.

Valió la pena
En verdad, el espacio es reducido para tanto que hay por contar, pese a la falta de la estrella en el escudo amarillo y rojo.

Hoy cuando se sigue hablando de las angustias por el título que no llega, de verdad valió la pena recordar algunos de esos instantes dignos de recordar cada que de mirar la historia de nuestro Deportivo Pereira se trata.

Recordar es vivir.

Agradecimientos

http://www.eldiario.com.co/